Contact us

Blog
ceremonia-del-te-chino-2

Como preparar té frío casero

Como hacer té frío caseroLa gran variedad de refrescos industriales, por lo general excedidos en conservantes y azúcares, nos hacen olvidar de una sana y atractiva opción para beber en épocas de calor. El té frío, combinado con frutas y hierbas, constituye una excelente alternativa, sana, hidratante y reparadora. Un substituto perfecto a las bebidas cargadas de azucares y edulcorantes.

Existen en el mercado algunas opciones de té soluble para hacer té frío, aunque reproducen en parte los defectos de toda bebida industrial: demasiado dulce y sabor artificial. Así que aquí trataremos de ofrecer algunas alternativas caseras para hacer un buen té frío; un  refrescos a base de té.

Encantados de recibir tus ideas para compartirlas aquí. Comenta y lo añadiremos. 

Té frío con cáscaras de cítricos

Una buena inversión es disecar cáscaras de cítricos. Para ello, apartamos la piel evitando la parte blanca –de sabor amargo- pelando la fruta –limón, pomelo, naranja, mandarina- en tiras largas que luego se cuelgan para que se aireen. Al cabo de unos días las cáscaras adquieren un aspecto acartonado y concentran el aroma frutal. Pequeños trocitos de este tesoro frutal pueden mezclarse con el té elegido, por ejemplo un té negro Nilgiri o alguno aromatizado, para el té frío que preparas. Es recomendable una temperatura de unos 95°C para la realización de la infusión, si se trata de té negro. Un tip para acelerar el proceso de enfriado es prepararlo de manera concentrada, y luego completar con agua fría y hielo. La opción que más tiempo lleva es la maceración, en que los ingredientes se colocan en agua a temperatura ambiente, y se guardan así unas 8 o 9 horas en la nevera, pero vaya, nada que requiera trabajo y muy accesible para todos.

Té frío con manzana

Las manzanas también sirven para hacer té frío. Se pueden disecarse cortando rebanadas muy finas y tostar a unos 100°C, hasta que toman un color tostado y pierden gran parte del agua. Luego se las deja enfriar en un paño, para que eliminen el exceso de agua, y también se las puede utilizar para una buen té frío casero. Si se hace una infusión macerada, algunas almendras peladas pueden ofrecer un buen sabor –se pelan fácilmente sumergiéndolas un minuto en agua a punto de ebullición, y frotando luego la piel con un paño-.

Té frío de té aromatizado

Existen algunos tés aromatizados con ingredientes naturales que pueden ser muy atractivas para aprovechar en su versión té frío. El té con frambuesas es mi favorito, siempre y cuando no sea un triste té negro aromatizado. El lemon grass, la menta, la canela, el anís estrellado y el clavo son algunas opciones más para combinar en nuestros tés fríos caseros. Puedes jugar con ellos, mezclarlos y decirnos cuales  combinan mejor!

Helado de té frío

Una opción algo más compleja y excéntrica es el helado de té, que puede realizarse aromatizando una crema inglesa con té frío concentrado y refrigerando luego. Para un resultado óptimo requerirá máquina heladora. Un resultado menos profesional pero igualmente exquisito puede intentarse con nata montada, té frío concentrado –aromatizado con las frutas y/o hierbas deseadas- y merengue italiano.

Y las excelentes recetas de nuestros lectores: Eva nos recomienda «Yo el te frío lo preparo de otra forma. Cojo 500 ml de agua, añado el te aromatizado que mas …»

Que el calor no nos impida disfrutar del exquisito aroma y sabor del té frío. Animaros a probarlo y ya veréis que no os defrauda!

¿Se te ocurre alguna otra receta de té frío que quieras compartir?

Comentarios

  1. Yo el te frío lo preparo de otra forma. Cojo 500 ml de agua, añado el te aromatizado que mas me guste y lo meto en el frigo 12 horas. Luego endulzo al gusto

    1. Eva! muchas gracias por tu comentario. Lo hemos destacado en el post porque nos gusta tu forma de preparar el té frío.Y por supuesto informado a nuestros seguidores en @teterum twitter.

Déjanos tus comentarios