Contact us

Blog
coctel-con-infusion

¿Cuál es la historia del té en España?

Historia del té en España

¿Cuál es la historia del té en España?

El té, una bebida popular en España.

El  juega un papel central en las vidas de muchas personas. Es un fenómeno universal con millones de aficionados a esta bebida en todo el mundo disfrutando del té a diario. De hecho, según algunos informes y estudios, se ha convertido en la bebida más consumida en la tierra después del agua. Y sin lugar a dudas, forma parte de la vida cotidiana de los habitantes de España.

El se deriva de la infusión de las hojas del árbol de la Camelia y es muy valorada por sus propiedades medicinales y relajantes, así como por su sabor agradable.

Breve historia del té en el mundo.

La historia del té se extiende a través de numerosos países durante miles de años. Existen varias versiones sobre el origen de esta bebida, aunque la mayoría coincide que fue descubierto en China. La leyenda más conocida dice que el té se originó 2737 a.C., cuando el emperador Shen Nung de China se sentó bajo un árbol cuando una ráfaga de viento dejó caer unas cuantas hojas en su taza de agua hirviendo. Le encantó tanto la mezcla y notó que era sumamente relajante, por eso sentó debajo de ese árbol durante los próximos siete años para seguir disfrutando de su sabor.

Debido a que el té era un producto escaso y raro, solamente era consumido por la realeza. Esto fue así hasta que se descubrieron más clases de plantas del té durante la dinastía de la espiga, lo cual hizo posible que estuviera disponible para las personas de clases inferiores. Para ese tiempo, el té se conseguía comprimido en la forma de ladrillos. Las hojas de té se aplastaban y presionaban en un molde y luego se dejaban secar. Cuando se preparaba un poco de té, una pequeña porción del ladrillo se molía. Después, se vertía agua hirviendo sobre él y como resultado se convertía en una bebida espumosa. Con el tiempo también empezó a conseguirse el té en polvo, especialmente el té verde,

Fue también durante este tiempo que el té comenzó a conocerse en otras zonas del mundo. Se dice que el té llegó a Japón cuando un sacerdote budista llamado Yeisei fue la primera persona en llevar las semillas del té de China a Japón. Rápidamente ganó renombre en la corte imperial y otros sectores de la sociedad y se convirtió en una forma de arte universalmente conocida. Los budistas también hicieron uso del té en sus actividades religiosas. A menudo bebían una taza para permanecer despiertos durante sus mediaciones y pronto se desarrolló la Ceremonia del té, un rito que hizo que el té se incorporara al sistema religioso de este país. Un emperador de Japón amaba tanto el té que pidió las semillas del té y las hizo crecer en todo Japón de modo que cada persona pudiera tener acceso a esta bebida.

El hábito de beber té se convirtió en una forma elaborada del arte durante la dinastía de espiga (616 – 907). Éste era un tiempo de apogeo del imperio chino y los comerciantes de otros países viajaron a China para obtener artículos de seda y de porcelana. Como resultado empezaron a exportar el té a otras naciones. Con el tiempo llegó a Inglaterra en el siglo XVII en el tiempo en que Carlos II se casó con Catalina de Braganza, una princesa portuguesa. Ella llevó un cofre lleno de té y popularizó la costumbre de tomar té por la tarde.

¿Cómo llegó el té a España?

Pocos años después, como consecuencia de los enlaces comerciales, el té fue llevado a otras parte de Europa, principalmente por lo holandeses y los portugueses. En España, se empezó a consumir de forma habitual en el siglo XXVIII, importado de otros imperios, principalmente de Francia e Inglaterra, en donde el té estaba en su apogeo como bebida de moda entre la realeza y la aristocracia. Si embargo, en aquel tiempo, ya se había arraigado en la cultura española el consumo del café y del chocolate exportados de América, por lo que su impacto fue menor que en otros países. De hecho, para España el chocolate era el equivalente del té en Gran Bretaña.

Sin embargo, para el siglo XIX la situación empezó a cambiar cuando cobró auge en España la costumbre del té de la tarde  principalmente porque la aristocracia inglesa y francesa lo acostumbraba, así que llegó a considerarse un signo de distinción para la clase alta. Durante los juegos que celebraban los plateros de estas naciones, los ingleses y franceses tomaban el té de la tarde y sus homónimos españoles no tardaron en unirse a ellos y adquirir este habito.

Con el pasar de los años fue mucho más fácil conseguir el té y fue más haciéndose cada vez más accesible, al grado que ya no solo estaba al alcance de la aristocracia o de la realeza, sino que casi todo el mundo lo podía pagar. Actualmente el té es una bebida que goza de gran aceptación en cualquier lugar del país. A alcanzado tanta influencia que es posible encontrarlo en la mayoría de los establecimientos de comida.

Disfruta de tu té favorito.

Debido a la gran popularidad actual del té en España, en Teterum nos complace poner a tu disposición diferentes clases de tés. Contamos con una colección de té verde,  té negroté azulté blanco, Rooibos e infusiones de diferentes tipos. Sin duda encontrarás en nuestro catálogo el té de tu preferencia y de acuerdo al gusto de tu paladar. Te animamos a que pruebes nuestros productos, te garantizamos que no te vas a arrepentir.

Déjanos tus comentarios