Contact us

Blog
matcha-para-probar-este-verano2

Té con miel, naturalmente

El té con miel endulza el té pero de forma natural

La miel es un alimento que acompaña a la humanidad, al menos, desde el periodo Paleolítico, tal y como muestran las pinturas rupestres en las que se ve a nuestros antepasados obteniendo el dulce manjar de enjambres silvestres. Con el paso del tiempo la relación entre las abejas y el ser humano ha ido evolucionando, desarrollándose distintas técnicas de aprovechamiento de los productos de la colmena. El uso como edulcorante de la miel está documentado en distintas culturas a lo largo y ancho del planeta.

Hoy en día son muchas las distintas sustancias comercializadas para endulzarnos la vida. Azúcares más o menos refinados y edulcorantes artificiales han sustituido rápidamente a la miel en nuestras cocinas, como alternativa de producción industrializada de fácil distribución y comercialización. Algunos de estos edulcorantes, a los que habíamos asociado con dietas bajas en calorías, empiezan a aparecer como sospechosos de generar diabetes y obesidad.

Al comparar la fructosa, el azúcar blanco y la miel resulta que el aporte calórico de la cantidad que utilizamos para endulzar una infusión tiene un aporte calórico muy similar, mientras que la miel tiene propiedades nutricionales adicionales que incluyen el aporte de vitaminas y oligoelementos esenciales.

Otro factor que no podemos descuidar a la hora de elegir el edulcorante para nuestro té es la sostenibilidad. Frente a la producción industrializada, las largas cadenas de distribución y el impacto ambiental de las plantaciones azucareras, el consumo de miel favorece la actividad apícola, que cuenta con una amplia variedad beneficios sociales y ecológicos. Desde complementar las rentas de la población rural y comunidades locales a las que la apicultura dota de una fuente extra de ingresos, hasta recuperar ecosistemas de montaña.

A día de hoy las poblaciones de polinizadores naturales están amenazadas tanto por enfermedades como por el uso de agroquímicos que han hecho disminuir las colonias de abejas silvestres, así como de otros insectos. Por ello la actividad apícola es clave para garantizar la polinización que garantice tanto la producción agrícola para alimentación humana, como para la aparición de frutos silvestres que permitan la supervivencia de especies como el oso o el urogallo.

Quizá existan otras formas más cómodas de endulzar las infusiones, pero compartir una buena miel natural, recolectada por apicultores de confianza en una zona cercana al punto de consumo es la forma más sostenible de disfrutar el té, naturalmente.

Déjanos tus comentarios