Contact us

Blog

5 Beneficios de tomar té negro con limón

5 Beneficios de tomar te negro con limon

El té negro es uno de los tés más consumidos en todo el mundo. Está hecho de las hojas de la planta de Camellia sinensis.

Sus hojas se fermentan al aire antes de secarse, curarse y envasarse. Remoje estas hojas en el agua hirviendo durante aproximadamente 5 minutos y obtendra un té negro bajo en calorías. Este tiene varios beneficios para la salud.

Los beneficios se pueden aprovechar mejor si no agrega azúcar o leche al té negro. Sin embargo, el té negro sin azúcar puede no tener un buen sabor, ¡y aquí es donde el limón viene a salvarnos!

Un chorrito de medio limón no solo imparte sabor, sino que también aumenta los beneficios del té negro.

El té negro sin azúcar, cuando se le agrega con un toque de limón, es terapéutico y refrescante.

  • El limón es rico en vitamina C que fortalece el sistema inmunológico.
  • Tanto el té negro como el limón tienen antioxidantes que evitan las enfermedades cardíacas y neurodegenerativas.
  • Las propiedades estimulantes y diuréticas ayudan a aumentar el metabolismo y eliminar las toxinas.
  • La mezcla también evita que aumentemos de peso.

Estos son los beneficios de agregar jugo de limón a su té negro.

¿Quieres comprar té negro?

1.     Té negro con limón: Aumenta la absorción de hierro

El limón es rico en vitamina C. También contiene vitamina B6, hierro, magnesio y calcio. El consumo diario de limón garantiza el crecimiento y la reparación adecuados de los tejidos del cuerpo y fortalece el sistema inmunológico.

Cuando se agrega al té, sirve también para otro propósito importante. Se sabe que el té reduce la absorción de hierro (no hemo o hierro de fuentes vegetales) en el cuerpo. El limón mejora la absorción de hierro en el cuerpo.

Además, agregarlo al té negro no obstaculiza sus beneficios nutricionales, lo que hace que el dúo sea una combinación saludable para su consumo.

2.     Té negro con limón: Lucha contra los radicales libres

Tanto el té negro como el jugo de limón tienen antioxidantes que eliminan los radicales libres de nuestro cuerpo. Mientras que el té negro tiene teaflavinas, el jugo de limón tiene ácido ascórbico o vitamina C, que en conjunto eliminan un mayor número de radicales libres del cuerpo.

Estos potencialmente mantienen a raya las enfermedades que lesionan el cerebro como el Parkinson y el Alzheimer. Los antioxidantes también ayudan a prevenir el endurecimiento de las arterias, los cálculos renales y el infarto cardíaco.

3.     Té negro con limón: Ayuda a perder peso

El té negro contiene cafeína, que es un estimulante. Los estimulantes generalmente tienen propiedades que suprimen el apetito, lo que reduce la ingesta de alimentos. Esto, a su vez, te ayuda a limitar tus porciones y evitar comer en exceso, lo que en última instancia te evita aumentar esos kilos de más.

El té negro sin endulzar tiene cero calorías. El limón tiene aproximadamente 8 calorías por onza, lo cual es insignificante. Esta bebida con cero calorías casi no aumenta el peso corporal de ninguna manera. Solo evita el azúcar.

El té negro también tiene micronutrientes llamados catequinas, que tienen la capacidad de prevenir la absorción de grasa en el cuerpo. Y, cualquier acción que evite la absorción de grasa contribuye indirectamente a la pérdida de peso.

Además, evitar la leche, el azúcar o la crema batida seria lo ideal, ya que reduces un montón de calorías que, con seguridad, desbaratarían tus planes de pérdida de peso.

Tomar una taza de té negro con un poco de limón exprimido media hora antes de la comida se ha comprobado que es beneficioso para lograr este objetivo.

4.     Té negro con limón: Limpia el cuerpo de toxinas

Tanto la cafeína como el jugo de limón tienen propiedades diuréticas, que aumentan la producción de orina. Eliminan las toxinas a un ritmo más rápido. Esto es beneficioso cuando hay una infección, ya que los virus o las bacterias se expulsan en un lapso corto.

Sin embargo, es importante que consulte a su médico antes de consumir té negro con limón durante la enfermedad, ya que la cafeína podría interferir con el funcionamiento de algunos medicamentos.

¡Compra nuestro té negro!

5.     Té negro con limón: Un remedio para el dolor de garganta

Agregar miel al té negro con limón lo convierte en una terapia perfecta para el dolor de garganta y el frío. Si bien la cafeína actúa como un estimulante y analgésico, el limón elimina las toxinas y la miel proporciona un efecto calmante a la garganta.

Tomar una taza de este brebaje dos veces al día lo ayudará a deshacerse de la infección más rápido. También actúa como un desintoxicante al ayudar a la digestión.

El té negro con limón es totalmente seguro para el consumo regular. Simplemente limite el consumo a una taza o dos por día. Y no agregue azúcar ni leche.

Déjanos tus comentarios