Contact us

Blog
té verde frio es delicioso

¿El té verde frio pierde antioxidantes?

te verde frio

Todos los tés provienen de la misma planta, un arbusto llamado Camellia sinensis. Sin embargo, las diferencias en la forma en que se cosechan y procesan las hojas de la planta dan como resultado sabores y apariencia de té distintos. 

El té blanco proviene de las hojas más jóvenes, que simplemente se recogen y secan, mientras que las hojas de té verde se cuecen al vapor antes de secarse. Los tés blanco y verde son de color claro y tienen un sabor suave y dulce, y ambos se someten a un procesamiento mínimo. 

En contraste, las hojas de té negro y oolong pasan por más procesamiento, incluida la fermentación, lo que les da un sabor más fuerte y un color más profundo; también contienen más cafeína que el té blanco o verde.

El té verde viene en cientos de variedades, y las más conocidas provienen de China y Japón.

¿Quieres comprar té verde?

Beneficios del té verde

Aunque la mayoría de las personas beben té negro que cualquier otra variedad, el té verde ha crecido en popularidad, probablemente porque su contenido de antioxidantes es supuestamente mayor que el de otros tés. 

Los antioxidantes son compuestos que frenan la actividad de los radicales libres: moléculas caprichosas que pueden dañar tu ADN y causar enfermedades. Los antioxidantes específicos contenidos en el té verde son las catequinas, de las cuales una de las más abundantes es la epigalocatequina-3-galato o EGCG.

Los numerosos beneficios asociados con el EGCG en el té verde incluyen la disminución del colesterol y los triglicéridos, que son factores de riesgo para las enfermedades del corazón; protección contra muchos tipos de cáncer; ayudando a controlar los niveles de azúcar en la sangre, una bendición para los diabéticos; y aumentar el metabolismo para ayudar con la pérdida de peso.

Efectos del almacenamiento y elaboración sobre los antioxidantes

Según un grupo de científicos de la Universidad de Tufts, el método y la longitud de almacenamiento, así como el método de elaboración de esta bebida, tienen un impacto directo en el contenido de antioxidantes del té verde. 

El EGCG en las hojas de té verde disminuye un 28 por ciento durante seis meses de almacenamiento en el hogar; otras catequinas en el té disminuyen hasta en un 51 por ciento durante el mismo período. Entonces, es mejor preparar y beber té verde poco después de comprarlo para cosechar los mayores beneficios de los antioxidantes. 

El té suelto es superior a las bolsitas de té, afirman; las bolsas a menudo contienen un grado inferior de hojas que ha sido expuesto a más luz, disminuyendo los niveles de catequinas.

Sin embargo, eso no significa que necesites tomar té verde caliente. Remojar las hojas de té en agua fría no las hace perder antioxidantes, según un estudio publicado en la revista Food Chemistry en 2010, por lo que la elaboración en frío es una forma eficiente de preparar té helado para obtener los máximos beneficios para la salud. 

En el estudio, el té verde frío impregnado a temperatura ambiente durante 2 horas, en contraste con el té caliente, que se preparó por solo 7 minutos, y sus niveles de antioxidantes fueron similares.

¿Quieres comprar té verde?

Té verde frío embotellado

El té verde frío embotellado es 15 veces más popular que hace una década, dice la Asociación del Té de los EE. UU. Varios fabricantes se han subido al carro del té verde, produciendo tés verdes embotellados con sabores y edulcorantes añadidos. 

Un estudio, publicado en la Revista de Química Agrícola y de Alimentos en 2001, encontró que algunos ingredientes utilizados en la producción de té verde embotellado, así como los tiempos de almacenamiento y transporte involucrados en su fabricación, degradaron el contenido de catequina. 

Un informe de 2010 presentado a la American Chemical Society llegó a conclusiones similares; los científicos calcularon que tendrías que beber 20 botellas de algunos tipos de té verde para combinar los antioxidantes en una sola taza hecha en casa.

Además, la mayoría de los tés embotellados contienen azúcar agregada, lo que además anula los beneficios para la salud de la bebida. Incluso una variedad orgánica saludable de té verde embotellado tiene 19 gramos de azúcar en una porción. 

Esa es la mitad del consumo máximo de azúcar que la American Heart Association sugiere para los hombres en un día y el 76 por ciento de lo que se recomienda para las mujeres.

Para preservar los beneficios para la salud de su té verde, entonces, considera prepararlo tú mismo. No solo conservarás más antioxidantes, sino que también podrás controlar los edulcorantes añadidos.

Déjanos tus comentarios