Contact us

Blog

4 cócteles de té blanco que debes probar

4 cocteles de te blanco que debes probar

Estos cócteles de té blanco harán de tu noche un recuerdo increíble.

Se sabe que el té blanco es una de las variedades de té más delicadas porque está muy poco procesado.

El té blanco se cosecha antes de que las hojas de la planta de té se abran completamente, cuando los brotes jóvenes todavía están cubiertos por finos pelos blancos, de ahí es donde proviene el nombre de té «blanco».

Estos brotes y hojas desenrolladas del crecimiento más reciente en la planta de té se seleccionan a mano y luego se secan rápida y meticulosamente, por lo que no se permite que las hojas se oxiden mientras las hojas se toman para la producción de té verde o negro.

Este procesamiento mínimo y baja oxidación da como resultado uno de los té más delicados y frescos disponibles.

Te traemos 4 cócteles de té blanco sin alcohol que debes probar.

¿Quieres comprar té blanco?

1.     Cócteles de té blanco: “Smash” de té blanco.

Sirve para 1 coctel.

Ingredientes:

  • 1 pirámide de té blanco con lavanda de Teterum
  • 4 onzas de agua hervida
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 1/4 cuña de limón, cortado por la mitad
  • 1/4 oz miel
  • 1 1/2 oz vodka
  • Cubos de hielo
  • Agua con gas

Preparación:

  • Pon la pirámide de té en el agua recién hervida por 3 minutos. Cuela y desecha las hojas de té y deja que el té se enfríe a temperatura ambiente.
  • Una vez que el té se haya enfriado, coloca 1 ramita de tomillo, la mitad del limón y la miel en un vaso collins alto y aplaste con el mango de una cuchara de madera o un agitador de cóctel.
  • Agrega el té y llena el vaso con cubitos de hielo y termina con agua con gas.
  • Agita el cóctel una vez más y adorna con la mitad restante del cuarto de limón y una ramita de tomillo.

2.   Cócteles de té blanco: Té blanco helado con mango y durazno

Rinde para dos servidas.

Ingredientes:

  • 10 vasos de agua purificada
  • 5-6 de bolsitas de té blanco
  • 2 melocotones (picados y cortados en cubitos)
  • 1 taza de mango (picado)
  • 1 cucharada de miel (opcional)

Preparación:

  • Hierve el agua en una olla grande y retírala del fuego.
  • Pon las bolsitas de té blanco por aproximadamente 7 minutos, luego transfiere el té a un tazón grande. Permite que el té se enfríe durante 30 minutos aproximadamente.
  • Mezcla los melocotones picados, el mango y 1 cucharada de miel (al gusto) en un tazón pequeño.
  • Luego transfiere las frutas a una jarra grande y vierte el té frío en la jarra.
  • Revuelve, enfría en el refrigerador y sirve sobre hielo.

¡Compra té blanco aquí!

3.   Cócteles de té blanco: Cremoso smoothie de té blanco y melocotón

Rinde para 4 servidas.

Ingredientes:

  • 1 1/2 tazas de té blanco frío y elaborado
  • 2 tazas de duraznos rebanados congelados
  • 1 taza de Requesón sin grasa
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de limón o jugo de limón

Preparación:

  • Combina el té, los melocotones, el requesón, la miel y el jugo de lima en una licuadora.
  • Mezcla a alta velocidad durante 2 minutos o hasta que esté muy suave. (Ajuste la dulzura al gusto.) Sirva inmediatamente.

Nota: Para hacer el té blanco frío, vierte 1 1/2 tazas (375 ml) de agua hirviendo por 1 bolsa de té y déjala reposar por 5 minutos; apriete y descarte las bolsitas de té.

Enfría el té durante 15 minutos a temperatura ambiente, luego transfiérelo al refrigerador por al menos 1 hora o hasta que se enfríe.

Para una preparación fácil por la mañana, prepara grandes cantidades de té y manténlo refrigerado por hasta 1 semana.

4.   Cócteles de té blanco: Latte de té blanco con agua de rosas.

Sirve para 1 taza.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • ½ taza de leche de coco
  • 1 cucharada de hojas de té blancas sueltas
  • ½ cucharadita de agua de rosas
  • 1 pizca de canela molida
  • 2 cucharadas de péptidos de colágeno
  • 2 cucharaditas de miel cruda

Preparación:

  • Mezcla el agua, la leche de coco, el té, el agua de rosas y la canela en una cacerola pequeña.
  • Enciende el fuego a fuego medio y hierve a fuego lento.
  • Una vez que comience a hervir a fuego lento, configura un temporizador durante 2 minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar durante 5 minutos más.
  • Cuela el té con un colador de malla fina en una licuadora de alta potencia.
  • Agrega el colágeno y la miel a la licuadora y mezcla en alto por 20 segundos hasta que estén espumosos.
  • Sirve inmediatamente o coloca en el refrigerador hasta que esté frío y sirve con hielo.

Déjanos tus comentarios